Mini jardines, una idea muy original para decorar tu terraza.

mini-jardines-echos-en-lata


Cuando se habla de mini jardines muchas personas en España ponen cara de confusión. Es comprensible ya que la práctica no está muy extendida en el país, pese a llevar décadas elaborándose en otros países como Estados Unidos y Alemania.Sin embargo, desde hace algunos años su fama se ha ido ampliando por todo el mundo.



Los mini jardines pretenden establecer el equilibrio entre plantas y accesorios, todo el conjunto ofrece de esta manera una visión real de jardín pero en versión reducida.


Características más destacadas.


Son la solución perfecta para todos aquellos que quieran tener plantas en su casa, pero no cuentan con el espacio disponible para presumir de una terraza o un patio verde. Son magníficos para los amantes de la botánica y para los que simplemente desean decorar el interior del hogar, ya que no ocupan nada de espacio.



Pueden estar sobre algún mueble, mesa, ventana, rincón o pequeño sitio del exterior. El mantenimiento que requieren es muy básico: agua de vez en cuando y exposición a la luz solar al menos un par de horas a la semana para que se mantengan nutridas por el sol. Por lo general se colocan en la sala de estar, el balcón o el dormitorio, pero pueden estar en cualquier lugar de la casa. Aportan energía positiva que ayuda realmente al humor y la buena salud.


Las puedes encontrar en cualquier floristería o vivero. Son de distintos tamaños sin exceder las dimensiones de una maceta, la principal ventaja es que puede haber dos, tres o cuatro plantas diferentes dentro de esta maceta.


Existen especies de gran resistencia a los climas áridos en caso de complementar la decoración interior, o bien especies de tallos y hojas diminutas para el exterior.



Variantes de mini jardines.


Los jardines en miniatura ofrecen libertad creativa para los entusiastas de la jardinería. Son fáciles de hacer y no requieren de mayores gastos debido a que la esencia de la actividad es reciclar antiguos objetos dañados o sin uso, convertirlos mediante un poco de dedicación en auténticos jardines mágicos donde parece que las hadas conviven, embelleciendo además el hogar e impregnando un ambiente fresco y colorido al aburrido interior de la casa.


Las principales diferencias varían dependiendo del tema o sobre donde están dispuestas las plantas, por ello las variantes son tantas como la imaginación lo permita. Entre los más reproducidos se encuentran:



Botas abandonadas en el campo.

jardines pequeños en botas


Sin duda es la variante más utilizada para decorar pequeños espacios verdes tanto dentro como fuera de la casa. Consiste en reciclar un par de botas viejas de tipo chirucas o agua, aunque cualquier zapato funciona igual y usarlas como macetas. Algunos procuran decorar la bota o elegir las más coloridas para darle un toque vistoso al rincón donde las ponen.



Sillas colmadas de verde.

sillas echas pequeños jardines


Estas sillas son adecuadas para esquinas un tanto espaciosas o mejor aún para el exterior, perfectas para sembrar plantas colgantes como helechos, aptenias, esquinantos o campanillas, las dos primeras son de exterior y las otras de interior. Para mejorar el aspecto es imprescindible también elegir una silla adecuada, por lo general se usan las de madera de aspecto antiguo pintadas de tonos suaves o muy vivos dependiendo del aspecto que se quiere lograr.



Plantas enjauladas.

plantas enjauladas


Las jaulas se están poniendo de moda en los últimos años para decorar, incluso en la jardinería ha tenido cierto protagonismo, enjaular plantas es ahora una espectacular forma de tener un jardín colgante único. Aquí en vez de usar tierra se utiliza musgo como base para hacer crecer y florecer las suculentas.



Un tronco lleno de vida.

mini jardin en tronco de arbol


Casi cualquier cosa se puede reciclar, pero ¿qué hay de un tronco demasiado seco? Pues estos son los que dan más juego para infinidad de usos distintos, hasta para convertirlos en pequeños jardines llenos de frescor, armonía y vida. Haciendo una hendidura adecuada un tronco puede transformarse en un recipiente perfecto para sembrar. Poniendo el tronco a lo alto se crea un bello jardín vertical que atraerá todas las miradas.



Esfera de las hadas.


Las esferas hechas de palitos al estilo de un nido de pájaro son comunes para decorar árboles de Navidad. Sin embargo, el propio diseño entretejido lo hace idóneo para recrear un pequeño mundo de fantasia, con algo de musgo, matas en miniatura y accesorios diminutos el resultado será más que fantástico.

mini jardines esfera de hadas


Macetas rotas funcionales.

jardines pequeños en macetas rotas


Una maceta rota no significa que ha dejado de servir. Con un poco de creatividad pueden transformarse en lindos mini jardines de dos a tres niveles verticales para sembrar varias plantas como cebras, arbolitos de jade, lenguas de suegra, garambullos o hatioras. El resultado final es una maceta poblada de plantas en toda su extensión, algo que encantará a los niños y les ayudará a desarrollar su imaginación.



Pasos para crear un mini jardín.

Paso 1: hay que tener los materiales necesarios como la maceta, el envase donde irán sembradas, tierra, arena, piedras y piezas diminutas de ladrillo. Se llena el recipiente de arena y trozos picados de ladrillo para que funcione como base, sin olvidar hacer agujeros por debajo para que el agua pueda drenar.



Paso 2: es importante  añadir una capa de musgo, esto ayuda a que la humedad se mantenga y que las plantas no pierdan su tono verdoso, funcionan para recipientes de poca profundidad y se adaptan a cualquier área.


Paso 3: hay que conocer qué tipo es mejor para el proyecto. Hay algunas especies que se deterioran muy rápido cuando están expuestas mucho tiempo al sol, otras en cambio mueren si no reciben luz solar diaria. Las suculentas y los cactus nunca pueden faltar en los mini jardines.



Paso 4: es recomendable agregar carbón para evitar la proliferación de parásitos y filtrar el aire. Después es momento de distribuir los elementos decorativos, aquí lo importante es dejar fluir la creatividad, muchos ponen figuras de animales, macetas miniaturas, rocas de colores y otros objetos de menor escala que hacen ver tierno un jardín.


Paso 5: lo mejor de estos mini jardines es que no requieren demasiado mantenimiento. Solo con agregar agua esporádicamente es suficiente, además de cuidar el lento crecimiento. Cabe recordar que no se debe colocar abono puesto que acelera el desarrollo de las plantas.