Ideas de diseño de jardines

Tener un jardín en casa, es un privilegio del que no pueden gozar muchas personas. Es un hecho que este espacio de la casa es propicio para se pueda disfrutar de diversas actividades recreativas en compañía de familiares y amigos, pero también para momentos de relax, reflexión y descanso.

Por lo tanto, bien vale la pena esmerarse en hacer de este espacio un lugar sumamente útil y bonito para que sea el complemento perfecto de una casa armónica y acogedora, ideal para el goce de propios e invitados.

El césped artificial: el ingrediente secreto de un jardín de ensueño

Son innegables los encantos del césped natural. Su olor, frescura, color vibrante, lo acolchado que se siente al pisar, la energía que transmite al caminar descalzos sobre él son algunas de las cosas que encantan, sin mencionar lo satisfactorio de una vista colmada de verde naturaleza. El césped artificial se presenta entonces como una maravillosa alternativa para disfrutar de jardines que luzcan siempre cuidados, radiantes y perfectos, con un aspecto similar al del césped recién cortado que resulta casi perpetuo.

La principal ventaja que ofrece este tipo de césped es que siempre puede lucir bien, sobre todo si se tienen los cuidados pertinentes. Sin embargo, existe una regla de oro para quienes se decidan por colocarlo en sus jardines, la cual consiste en adquirir uno de excelente calidad y que luzca lo más natural que sea posible. Si bien es cierto que este tipo de césped no es el más económico, invertir en él será una decisión que reportará significativos ahorros a futuro.

Dicho esto, es momento de dar algunos ejemplos en los que, de manera directa o indirecta, interviene este elemento tan apropiado para cualquier terraza.

Los jardines y terrazas, creatividad sin límites

En el momento de crear o acondicionar una terraza o jardín, es fundamental establecer qué se quiere realizar en ese espacio, ya que esto hará posible determinar el diseño y la combinación de las piezas ideales para crear el ambiente perfecto que integre estilo y funcionalidad, al mezclar elementos naturales como flores, piedras, fuentes y arbustos con otros como faroles y muebles, para dar vida a un espacio para disfrutar.

A continuación, algunas ideas útiles para crear espacios maravillosos:

La magia de los estanques

Un jardín con estanque siempre estará un paso adelante, tanto en aspecto como en encanto, ya que el elemento agua, su movimiento y sus sonidos permiten generar sensaciones de paz y relajación en quienes lo contemplan. Otro aspecto importante es que, desde el punto de vista estético y ornamental, los estanques tienen la magia de resaltar la apariencia de cualquier ambiente exterior.

La ventaja que tiene un estanque en combinación con un césped artificial es que éste, al ser más fácil de mantener, siempre hará que la visión del estanque no desluzca por la aparición de malas hierbas.

Un estanque no requiere de la ocupación de mucho espacio, sino que puede ser instalado en una zona donde no moleste y a la vez embellezca la visión general de la terraza. Es recomendable no incluir demasiados atributos a su alrededor a fin de que ninguno le quite protagonismo al resto.

El toque original de los ríos secos

Consisten en emular el recorrido estilo zigzag de las aguas de un río de agua natural, pero utilizando piedras, que bien pueden ser de formas y colores similares, o de diferentes tipos. Pueden mezclarse entre sí o ser colocadas en conjuntos de colores a lo largo del recorrido. Al crear el río en medio del césped artificial, forma un contraste de gran poder decorativo que recrea la vista.

Como ocurre con el caso anterior, en este caso también influye mucho la imagen general del césped, por eso es mejor escoger uno que sea más fácil de cuidar.

Escaleras con flores

Una escalinata al centro o a un lado, rodeada de un bello césped es una idea muy acertada para realzar el aspecto de un jardín o terraza. Sin embargo, añadir a los lados de la escalinata, pequeñas jardineras integradas, con flores variadas y muy coloridas, puede contribuir a añadirle armonía a esta propuesta, ya que evita que se rompa de forma abrupta la visual del verdor del césped.

Elementos funcionales

Siempre es buena idea aprovechar los elementos decorativos de cualquier espacio, para adicionarles la funcionalidad que cada uno de ellos requiere, ya que, al final, cada espacio de la casa debe estar orientado a satisfacer una necesidad más allá de lo decorativo.

Las jardineras de cemento con asientos que imitan bancas, son geniales para sumarle comodidad y belleza al jardín. Si son rodeadas de césped o de la combinación de este con otros materiales como el cemento, se integrarán al entorno y le otorgarán un ambiente muy agradable y acogedor.

Un lugar para jugar

A fin de cuentas, el jardín y la terraza deben ser lugares para el disfrute familiar, en particular, si en la familia hay niños. Por lo tanto, no es mala idea incorporarles áreas de juego que se integren al diseño general del jardín.

Una mini cancha para jugar básquet, una pista para bolos, una mesa de ping-pong y hasta un tablero de ajedrez, en los que se combinen el pavimento, el césped, las piedras y muchos otros materiales convertirán al jardín en el lugar preferido para recrearse y pasar momentos de diversión, sin sacrificar lo estético.

El reciclaje y la decoración

Estos son dos aspectos que, lejos de antagonizar, combinan muy bien. Utilizar materiales de reciclaje, hace posible cuidar el ambiente y ahorrar algo de dinero, cosa que a nadie le cae nada mal. Reutilizar listones de madera para hacer pequeñas jardineras, jaulas de aves para trasplantar flores o helechos, usar caucho para crear escalinatas, son apenas algunas ideas que permitirán darle un segundo uso a numerosos objetos, al tiempo que se le proporciona un aspecto original y distintivo al jardín.

Muros y esculturas

Muchos disfrutan de tener en sus jardines un elemento que les dé un toque artístico e interesante. Generalmente, las esculturas y los muros cumplen estas funciones.

Sin embargo, no es necesario invertir grandes presupuestos para lograr este objetivo, ya que unas cuantas piedras talladas de una forma original y colocadas para crear una composición sencilla pero armónica, serán suficientes para crear una especie de escultura natural que focalice la atención en una zona particular del jardín.

Los murales hechos de jaulas con piedras redondas de colores capaces de hacer contrste, también permiten darles un toque llamativo, artístico y diferente a estos ambientes y tampoco resultan extremadamente caros.

Los jardines son parte integral de cualquier casa y colocar atención y empeño en su decoración y cuidado permite extender el ambiente acogedor de una casa a su exterior al tiempo que se le agrega valor al inmueble. Al combinar varias de estas ideas, seguro resultará un jardín maravilloso y casi mágico en el que la familia se regocijará a plenitud.

¿Te Gusto mi contenido? Ayúdame a darle algo de difusión. 🙂